PATRONA DE LA  CIUDAD DE JAUJA

 

 

En la época del Virreinato se empezó una cruzada para la evangelización del Catolicismo de parte de España.  El rey Carlos V de
España obsequió una imagen de la Virgen del Rosario a los padres dominicos del Cuzco, esta imagen llega a la ciudad de Lima y la trasladan por el camino del Inca (Pachacamac- oratorio de Pariaccacca- Jauja) que pasa por Hatun jauja, donde la comitiva, conformada por frailes dominicos, franciscanos, gente de España y cargadores hacen “pascana” (un descanso) pernoctando y aprovisionándose de lo necesario para su dura travesía hacia la ciudad Imperial.  Sin embargo, cuando se disponían a reanudar el viaje, se desató una tormenta tan fuerte que la población quedó sorprendida ante el desacostumbrado retumbar de los truenos y la granizada y lluvia que cayeron fueron de tal magnitud que los ríos Mantaro (Hatunmayo) y Yacus aumentaron su caudal impidiendo proseguir el traslado y se tuvo que guardar la imagen en la Iglesia de Hatun jauja.  Al día siguiente, se dispusieron a seguir viaje y cuando los cargadores intentaron levantar la preciada carga no pudieron, aumentándose la dotación de cargadores pero tampoco pudieron levantarla por el gran peso que había adquirido la imagen milagrosamente.

   

Estos dos acontecimientos fueron interpretados por los habitantes del lugar como el deseo de la Santísima Virgen del Rosario de quedarse en esta ciudad de Hatun jauja por lo que el pueblo exigió que se hicieran las gestiones necesarias ante los padres dominicos para que se quede la imagen en esta ciudad.

 

Desde entonces, los habitantes de esta ciudad la adoptaron como Patrona y se le llama en quechua “Mamanchic y/o Mamallanchic Rosario” (Mama Rosario) que acompaña, desde los orígenes del Perú Colonial, los destinos del pueblo de Jauja en las horas felices y adversas.

 

En el transcurso del tiempo y de la historia han llegado a los pies de la sagrada imagen grandes y pequeños, así lo hicieron Bolívar, Sucre, Arenales, Cáceres y otros.

 

 

 

La fiesta de la Virgen del Rosario se celebra el primer domingo de Octubre de cada año, una semana de misas y rezos y, con fuegos artificiales en la víspera  y en el día central una misa diaconada y la procesión donde el punto central es la imagen vestida y ornamentada con flores de forma singular, todo esto presidido por sus (padrinos)  alféreces, que pasan la fiesta (antiguamente estos personajes eran los presidentes de la archicofradía de la Mamanchi Rosario)  y se concluye con una “pandillada” (danza pública)  donde las parejas salen a bailar por las diferentes calles de la ciudad.

 

 

La fiesta Patronal de la ciudad de Jauja dura seis días (tres días de dicadas a la virgen del rosario y tres días dedicados a la Mamachi rosario), desde la época del virreinato se realizaron dos festividades juntas la primera de tres días participaban las clases nobles del virreinato (españoles, mestizos etc.) los tres días siguientes participaban los habitantes nativos de este valle (llamados indios o incas). 

 

El día previo a la procesión se inicia con misas y en la noche quema de castillones, el día principal con una misa, procesión y pandidillada (danza de jauja) brindada por los alféreces, estos son mandados a  construir especialmente  para esta fecha, los alféreces invitan a todas las personas almuerzo en la quema de castillones invitan dulcecitos y una copita de calientito (hervido de té con limón y un poco de aguardiente de caña), el ultimo día las damas   acompañan a la procesión vestidas con su traje típico de la jaujina  faldellín (una falda que va  de la cintura a los tobillos  con cintas de seda  del mismo tono del color del vestido), un Monillo (blusa blanca llena de adornos con lentejuelas y mostacilla de colores generalmente dorado ), una  lliclla (manta especial mente confeccionada  en seda  y castilla adornada con flores pintadas de variados colores),  poniéndose una mantilla  que cubre  los hombros y cabellos.  Es una fiesta donde participa la población entera.

 


Durante los días festivos se preparan concursos de molletes (panes), danzas representativas de la provincia, comida típica y dulces.

 

Jauja se encuentra al Norte del valle del Mantaro, ubicada en la cabecera norte del Valle del Mantaro es el ingreso al valle del Mantaro siguiendo la carretera central de Lima a jauja, la provincia de jauja es una de las más turísticas del valle única en la región Junín